Estilo de vidaSalud

La estimulación de unas neuronas puede incrementar nuestro apetito

Los tanicitos detectan los nutrientes en los alimentos y le comunican al cerebro los alimentos que hemos comido

Investigadores de la Universidad de Warwick (Reino Unido) han encontrado que cuando los tanicitos, unas células del sistema nervioso que se comunican con las neuronas del cerebro para informarle de lo que hemos comido, son estimulados selectivamente el apetito se incrementa.

Los tanicitos detectan los nutrientes en los alimentos y le comunican al cerebro qué hemos comido. Lo hacen respondiendo a los aminoácidos que se encuentran en los alimentos, a través de los mismos receptores que perciben el sabor de los aminoácidos, que se encuentran en las papilas gustativas de la lengua.

Son capaces de sentir o “saborear” los nutrientes del líquido cefalorraquídeo dentro del ventrículo. La cantidad de nutrientes en este líquido varía dependiendo de la cantidad que se ha comido. Una pregunta clave ha sido si los tanicitos pueden transmitir esta información sobre los nutrientes a las neuronas cercanas que regulan el apetito y cuánta energía se gasta a través de la actividad o la generación de calor corporal.

Factor clave

Los investigadores fueron capaces de activarlos muy específicamente y mostrar que esto hace que las neuronas cercanas se activen. Al observar la identidad de las neuronas activadas, los investigadores descubrieron que los tanicitos podían activar dos vías diferentes involucradas en el control de la alimentación. Una vía se asocia con un mayor impulso para alimentarse, mientras que la otra vía se asocia con un impulso reducido para alimentarse y un mayor gasto de energía.

Al estudiar cómo la estimulación de los tanicitos cambia el comportamiento de alimentación, los investigadores demostraron que se produce un aumento a corto plazo de la ingesta de alimentos: es decir, el impulso de alimentarse más superó al impulso opuesto de alimentarse menos y gastar más energía.

Los tanicitos podían activar dos vías diferentes involucradas en el control de la alimentación

“Los tanicitos responden a los nutrientes que señalan el efecto de sentirse lleno, por lo que esperábamos que cuando se estimulan los tanicitos se comiera menos, pero sorprendentemente descubrimos que en realidad se come más“, explica a Neuroscience News Nicholas Dale, de la Escuela de Ciencias de la Vida de la Universidad de Warwick. “Hemos establecido un vínculo entre los tanicitos y la ingesta de alimentos, pero aún no entendemos completamente cómo contribuirán al control del peso corporal a largo plazo”.

Por su parte, Matei Bolborea, primer autor del estudio publicado en la revista científica ‘Proceedings of the National Academy of Sciences‘, añade que “los mecanismos neuronales que controlan el apetito han sido estudiados durante décadas. Nuestro descubrimiento ha añadido un nuevo e inesperado jugador a este circuito neuronal. Nuestro importante hallazgo es que los tanicitos tienen un papel activo en el aumento del apetito. En el futuro, estas células podrían convertirse en blancos potenciales para reducir o aumentar la ingesta de alimentos con fines terapéuticos”.

Fuente: El Confidencial

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar